Semanas 24 -36. Tres meses entre marisco

jamboree caballo

¿Qué pasa compadres y comadres? Oh yeah baby, ya estoy por aquí otra vez. ¿Cómo estamos? Cuanto tiempo sin dar noticias eh…Ya tenía los dedos oxidados…

maraca
Maraca maraca

En este post voy a contaros porque he estado desaparecido durante 3 meses y donde me he metido este tiempo.

La última vez que escribí os contaba que justo acabábamos de empezar en una fábrica de mejillones y estábamos para mudarnos al nuevo camping con la gente que habíamos conocido en la fábrica.

camping blenheim
La parte chill-out del camping

La semana 24 (9-16 abril) empezamos en el camping de Blenheim Backpacker Motor Camp en el que íbamos a pasar los 3 siguientes meses de nuestra vida neozelandesa. La verdad que el camping estaba genial en cuanto a instalaciones, buen precio y mucha gente en nuestra situación.

Este tiempo en el camping ha estado genial y yo dividiría esta etapa en dos fases que hemos vivido de forma diferente: El primer mes y medio y el segundo mes y medio. Como veis no me complico la vida.

El primer mes y medio en el camping se pasó volando y nos pegamos la fiestaca cada fin de semana. Conocimos franceses, alemanes, italianos, japoneses, ingleses, canadienses, argentinos, belgas…En fin mucha gente y buen rollito.

amisblenheim
Les amis
barblenheim
Viendo el partido All Blacks-Francia

A partir de final de mayo el camping empezó a vaciarse y la vida se volvió mucho más tranquila y monótona. El frío ya empezaba a notarse, cambiamos las fiestas por fogatas y cervezas y la gente que se quedaba tenían la misma idea que nosotros, trabajar en invierno y ahorrar dinero.

fuegazo
Dame fuegote papi

En el periodo central de las dos fases, nos hicimos un grupete con franceses y un argentino con los que compartíamos cenas, bebíamos birras alrededor del fuego, jugábamos a la petanca los domingos de resaca y montábamos alguna excursión que otra por los alrededores de Blenheim.

petancablenheim
Los hispanos dando guerra en la petanca…(perdimos)
Petanquiblenheim
El viejo tiro de rosca-pum-vuelta y pam.

Durante el tiempo que estuvimos en el camping nos reencontramos con Alfonso y Céline (la pareja con la que pasamos navidad) y con Marc y su amiga belga Jessica (a Marc no lo veía desde nuestra primera semana en Auckland). Aprovechamos para ponernos al día y contarnos que tal había sido la experiencia en la isla sur.

Monte Vermont
Excursión con los chavales al monte Vermont

En cuanto al trabajo, hemos trabajado 2 meses y una semana en la fábrica de mejillones de Havelock y las tres últimas semanas yo en una fábrica de almejas y Jeanne en una fábrica de nueces. De fábricas va la cosa.

En Sandford (la fábrica de mejillones), empezó siendo muy duro (sobre todo las dos primeras semanas), a veces se hacía insoportable estar 9 horas de pie mirando mejillones, te duele el cuello, el tiempo se hace interminable…pero a partir de la cuarta semana tu cuerpo se hace y no está tan mal. Sigue siendo un rollo pero mucho más soportable.

trabajoblenheim
Mis dos trabajos estos 3 meses

Cuando nos quedaban sólo 3 semanas para acabar en la fábrica decidieron cerrar por falta de mejillones, así que a todos los temporales nos pegaron la patada, se quedaron con los permanentes y los juntaron a todos en el turno de día (nosotros estábamos en el de noche).

Fue una putada porque ya nos habíamos organizado y contábamos con ese dinerito..pero bueno en cuestión de un día encontramos trabajo. Jeanne en una fábrica de nueces trabajando en plan super relax, con barra libre de café y nueces y yo en una fábrica de almejas de Cloudy Bay.

Si amigos, sé lo que estáis pensado, mi relación con las almejas se ha perfeccionado durante estos tres meses.

premio mejillonero
Premio mejillonero del año

En Cloudy Bay Clams, a pesar de que el trabajo era algo más físico (cargar, descargar, ordenar las bandejas de almejas, limpiarlas…), el tiempo ha pasado muuuuuuuucho más rápido y me han pagado mejor que en Sandford. No me puedo quejar.

comida en camping blenheim
La última comida en el camping con Erwan y Manon

Después de 3 meses sin parar, haciendo hasta 48 horas a la semana, haciendo turnos de noche con la fresca, soñando con mejillones…el lunes 9 fue mi último día de trabajo. ¡Por fin joder! Y, os estaréis preguntando, ¿ahora qué?

relaxokaramio
Tal que así

Ahora estoy escribiéndoos desde el sofá, al lado de una chimenea, de la casa en la que vamos a pasar las tres próximas semanas. Estamos haciendo un housitting, el concepto consiste en ir a una casa en la que los propietarios se van de vacaciones y les interesa que haya alguien echando un vistazo a los animales que tienen a cambio del hospedaje gratuito.

housittingokaramio
Primer día en nuestra nueva habitación

Así que aquí estamos, en Okaramio, un pueblecito enano entre Blenheim y Havelock relajándonos al lado de la chimenea, con wifi y durmiendo entre 4 paredes. Después de 5 meses ininterrumpidos de dormir en el coche, el poder dormir en una cama de verdad, levantarte para ir a mear sin pasar frío y tener una cocina se aprecia muchísimo.

Lo que tenemos que hacer en casa de Lisa y Drew es: contar las vacas cada mañana (son 6), echar un ojo a las ovejas porque estamos en época de cordero y hay que ver, si nace alguno, que no sean rechazados, echarles grano a las gallinas, recoger sus huevos y cepillar de vez en cuando a los caballos, esto último es impresionante. Tienen tres caballos que han competido en algún momento y son puro músculo. Cuando vienen hacia ti, creando vaho de buena mañana y se deja tocar y peinar por el cepillo…es una pasada.

caballosokaramio
De izquierda a derecha: Jamboree, Maverick y Scooter
panhousesitting
Pan que nos dejó Lisa cuando se fueron

Todo esto se hace en 15-20 minutos y después tenemos todo el tiempo libre del mundo que vamos a aprovechar para relajarnos, poner al día el blog, planificar nuestros siguientes pasos en Nueva Zelanda y comprar algún vuelo para el siguiente destino.

corrallgallinas
El corral de las gallinas
huevosokaramio
Tres huevazos pal desayuno

A parte de cuidar a los animales les dijimos a Lisa y Drew si necesitaban que cortásemos el césped o hiciésemos algo y nos pidieron que si podíamos pintarles la valla de la entrada estaría de lujo, asi que cuando hace bueno, salimos fuera y le damos un poco de pintura a la valla. Yo creo que nos llevará unos 4-5 días completarla porque es grande de cojones y con mi brocha gorda hago lo que puedo.

vallaokaramio
La famosa valla en la entrada mitad pintada

Llevamos 5 días aquí y estamos en el paraíso, la verdad que necesitábamos un poco de reposo y no hemos podido encontrar mejor solución. Estamos contentos y con ganas de aprovechar al máximo el tiempo aquí. A gosaaarr.

Esto ha sido el super resumen de tres meses inolvidables en los que hemos estado llevando una vida más de trabajo, comer, dormir que otra cosa. Afortunadamente existen los fines de semanas y hemos podido disfrutar y conocer a mucha gente de todos lados con los que poder compartir buenos momentos. Sino hubiese sido una pesadilla molusca.

Aquí os dejo y en unos días os cuento que tal nos va en casa de Lisa y Drew, añadiré algunas fotitos de la casa y esperamos poder darle forma a nuestro futuro más próximo.

Un abrazo fuerte familia y a disfrutar del solazo, si es que el calor lo permite.

adiosssss

Deja tu comentario

avatar
  Subscríbete  
Notificar