Que hacer en Curio Bay y Porpoise Bay , la joya de The Catlins.

curio bay que hacer

Al sur de la isla sur y en el medio del recorrido de The Catlins se encuentra Curio Bay, esta maravilla de lugar que no te puedes perder en tu paso por Nueva Zelanda.

¿Te imaginas poder ver delfines Héctor, lobos marinos y pingüinos de ojos amarillos, en la misma zona, sin coger el coche?

Este sitio es una joyita y casi nadie pasa por aquí, algo que no acabo de entender porque es alucinante la cantidad de fauna que se reúne en esta zona.

En Curio Bay viví el momento más inolvidable del viaje y que recordaré toda la vida. ¿Te cuento lo que puedes encontrar? Vaaamos.

Delfines en Curio Bay

Nosotros llegamos llenos de ilusión a este punto porque ya habíamos leído que podías ver con facilidad a los delfines Héctor, los más pequeños del mundo y únicos de Nueva Zelanda.

El mejor momento para ver a los delfines es cuando las temperaturas son aún cálidas (noviembre-marzo).

Aparcamos el coche en el car park al lado de la office del camping de Curio Bay que está a menos de 1 minuto andando de la playa Porpoise Bay y ¡BUM! Allí estaban los héctor echándose unos largos y surfeando.

delfines curio bay
Unos chavales acercándose a los delfines.

Primero vimos un par de ellos y cada vez iban sumándose más a la fiesta hasta el punto que llegué a contar 12.

Según había leído previamente vive una colonia de 19 delfines en esta playa y si es tan fácil verlos es porque esta especie nunca se aleja más de 1 km de la orilla.

Después de admirarlos durante un tiempo desde la distancia llegó el momento de intentarlo, había que nadar con ellos o por lo menos compartir el agua a pocos metros de distancia.

Antes de meterte prepárate mentalmente porque el agua está fresshhhquita y la pezonera va a rayar hasta diamante.

Una vez en el agua comenzamos a nadar y ¡PUM! (me encantan estas onomatopeyas), allí estaban un par de aletas, y otra y otra más, pasando a menos de dos metros de distancia. Lo mejor llegó cuando compartimos un par de olas, pasando justo al lado de la cintura. Impresionante.

curio bay delfines
Delfines surfeando una ola

Estuvimos unos 10 minutos nadando entre delfines y que 10 minutos, inolvidables, fue un momento mágico.

Me voy de lo sentimental a lo práctico (otra vez). Si te apetece, justo al lado de la office puedes alquilar un neopreno y contratar una clase de surf. La mayoría de la gente lo hace para poder estar más tiempo en el agua y disfrutar de la compañía de los delfines. Los precios están en unos 40-60 NZD por un par de horas. No está mal.

surf curio bay
Unas clasecitas de Surf con delfines

Si a este momento del viaje estas ties@ (sin dinero, no me malinterpretes), como yo lo estaba, puedes aguantar el agua 15-20 minutos moviéndote. Yo me dije que quien necesitaba neopreno si puedes nadar con delfines Héctor. Eh o no eh?

MUY IMPORTANTE saber que los delfines Héctor tienen una piel hiper sensible y bajo ningún concepto se les puede tocar, les harías bastante daño. Lo mejor para nadar con los delfines es quedarte en el sitio sin ir hacia ellos porque los puedes ahuyentar.

Ver Pingüinos en Curio Bay

La mejor época para ver pingüinos coincide con la de ver delfines, en temporadas frías migran buscando zonas más templadas.

Detrás de el edificio del restaurante CurioScape, que está a 1 minuto andando desde el camping, encontrarás el camino señalizado para llegar al mirador de pingüinos de ojos amarillos.

Curio Bay
Mirador de pingüínos de ojos amarillos en Curio Bay.

Hay dos momentos clave para verlos. Al amanecer o al atardecer. Nosotros vimos un pingüino al atardecer que llegaba de estar todo el día pescando para sus crías.

pingüino curio bay
El paisaje de la zona de pingüinos es brutal.

El paisaje que tienes en el mirador tiene un puntito de otro planeta: algas enormes, rocas llenas de fósiles y de buenas a primeras aparece un pingüino con los ojos amarillos.

pinguino ojos amarillos
Dando saltitos para llegar a su refugio.

Este momento, al igual que los delfines fue mágico porque era el primero que veíamos.

Una vez se puso el sol, nos fuimos a descansar del día más impresionante y completo de fauna neozelandesa.

Ver Lobos marinos o sea lions en Curio Bay

Es relativamente fácil ver lobos marinos en la zona de Porpoise Bay. En la misma playa los puedes encontrar, como siempre, durmiendo y rebozados de arena hasta los ojos.

sea lion
Un lobo marino o sea lion

Como verás en los carteles que hay colgados en el camino a la playa, debes dar una distancia prudente a estos animales. Son muy pasotas pero ya te digo yo que cuando los veas en tamaño no vas a querer molestarlos más de la cuenta.

Además, siempre es más bonito verlos en su hábitat natural, ¿no?

Donde dormir en Curio Bay

Tienes dos opciones para dormir en esta zona. Una gratuita y otra pagando.

La que nosotros hicimos fue la de pago, el camping de Curio Bay, porque queríamos aprovechar al máximo y levantarnos a 1 minuto andando de la playa donde estaban los delfines. También es interesante si quieres ver al pingüino al atardecer y no quieres arriesgar a quedarte sin sitio en el freecamp.

Las instalaciones están bastante bien, con una cocina con comedor bastante amplia y unas duchas de lujo (1 NZD por 5 minutos de agua caliente).

Otra opción, y gratuita, es la de dormir en Weir Beach Reserve, muy cerca de Slope Point, el punto más meridional de Nueva Zelanda.

Una buena solución puede ser pegarte un duchazo en el camping de Curio Bay para quitarte el salitre (tranqui, nadie te va a decir nada) y luego tirar para el free camp.

Hasta aquí la aventura de Curio Bay. Espero que te haya servido y que te animes a venir hasta aquí y compartir momentos, que se convertirán en inolvidables, con la fauna que aquí se encuentra.

Si quieres ver qué más cosas puedes hacer por la zona te recomiendo visitar el post de The Catlins donde te hablo de más cositas interesantes que visitar en la misma zona.

Deja tu comentario

avatar
  Subscríbete  
Notificar